Dispositivos Móviles

Analizamos el Huawei Mate 8: batería para días, pero ¿merece la pena?

Huawei Mate 8

Huawei presenta en España la nueva versión de su terminal insignia de gran tamaño. Para muchos un phablet —para mí es simplemente un smartphone grande sin mayor función específica— el Huawei Mate 8: un terminal fino, metálico y de marcos reducidos. El crecimiento espiritual de la gama “Mate” es enorme, en solo dos años se han convertido en el terminal grande de referencia gracias a un trabajo completo en chips, software y diseño.###Una mirada al software

Incorpora EMUI 4, la versión personalizada de Android M de Huawei. Para quien le sea desconocido, EMUI es un compendio de añadidos y cambios sobre la versión base de Android que pretende presentar al usuario con una interfaz más sencilla y colorida. Elimina el listado de aplicaciones –solo dispondremos de las aplicaciones ordenadas en nuestro lanzador principal, al estilo iOS–, modifica los menús de configuración y proporciona un listado de aplicaciones de utilidades realizadas por Huawei para que el Mate 8 sea más útil desde el primer momento.

huawei-emui-4

Para manejar un smartphone tan grande con una mano Huawei ofrece dos opciones sencillas: deslizando el gesto sobre la botonera de software haremos la pantalla más pequeña, reduciendo en escala hasta un tamaño aproximado de 5”. También se puede configurar para que sólo el teclado se reduzca en tamaño y situándose en el lateral en el que tengamos el pulgar. Opciones de accesibilidad básicas para todos.

También unifica, o intenta unificar, el diseño y la forma de los iconos de nuestras aplicaciones, rellenando los huecos y transparencias para crear una sensación más homogénea, aunque el resultado es mejorable.

huawei-emui-4-pantallas

Lo bueno de estar basado en Android M es, además de las incontables mejoras, que las huellas dactilares ahora son manejadas por el propio sistema operativo. Útil especialmente para una fuerte integración de métodos de pago presentes y futuros. El otro punto fuerte es la granularidad de los permisos. Ahora cada vez que instalemos una aplicación –que esté adaptada– nos irá solicitando permisos a medida que usemos partes concretas, y no todos de golpe en la instalación.

Una de las cosas más interesantes en EMUI es la función de “Belleza” en las selfies. Automáticamente intentará mejorar un poco tu aspecto para que tengas mejor aspecto que nunca: alisa la piel, elimina algún pelo suelto y aclara los dientes. Es más una curiosidad que otra cosa, eso sí.

Hay modo multi-ventana, pero está limitado a muy pocas aplicaciones, especialmente las propias de Huawei. Twitter, Telegram, Facebook, Chrome o WhatsApp no podrán ser activadas en este caso, perdiendo gran parte del atractivo de esta funcionalidad. — Para activarlas, basta con mantener pulsado el botón de menú en una aplicación.###¿Quién necesita marcos?

huawei_mate_8_arriba_c52c0453706e7c9692465dec14d5e5fe

En el mercado hace ya más de un año, el Huawei Mate 7 metía de lleno a Huawei en la batalla por los terminales gigantes. El nuevo Mate 8 presenta un tamaño muy similar quedándose en 157.1 x 80.6 x 7.9 mm para alojar las mismas 6 pulgadas de pantalla, también en 185 gramos. Diferenciar a simple vista un Mate 7 de un Mate 8 por la parte frontal es complicado, aunque la posición de las cámaras ha cambiado.

Un mejor cambio es la inclusión de Gorilla Glass 4 en el Huawei Mate 8. La resistencia extra se notará con el paso de los meses compartiendo bolsillo con las llaves, y de llevarse poco a poco golpes tontos.

Que las 6″ no te asusten, es un teléfono grande pero no mucho más que un iPhone 6/6s Plus, un poco más ancho, eso sí. Mantiene una resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles, que dan unos más que suficientes 368 puntos por pulgada. La pantalla es LCD no es tan brillante —492 nits máximo— como otras presentes en el mercado de gama alta, pero suficiente.

Para mantener los marcos y el tamaño reducido, Huawei sigue apostando por tener el lector de huellas en la parte trasera, que es útil es muchas ocasiones, pero también es un completo fastidio. Especialmente cuando el terminal está situado en un soporte y queremos activarlo rápidamente, por ejemplo en el coche. Para “solucionarlo” recomiendo intentar configurar alguna opción de smart-lock que no requiera desbloquear con huella durante estas ocasiones.

Batería eterna

huawei_mate_8_abajo_d4ca1556aa62bf1fe7cc9d07e2f95086

Con 4000mAh tendrás autonomía para rato. No son los extravagantes 6000 o incluso 10.000 mAh que incluyen algunos terminales, pero hacen casi imposible que acabes el día con el móvil apagado. Si tu uso es ligero, superarás los dos días sin ninguna duda. Como es tradicional en los móviles de gama alta, la batería no es intercambiable.

Viene con carga rápida, así que no te asustes por los tiempos de carga eternos si necesitas tenerlo cargado rápido, podrás tener un ~40% de la batería cargada en apenas 30-40 minutos. Como nota, el Huawei Mate 8 utiliza microUSB 2.0, nada de 3.0 ni Type-C.

Las propias modificaciones que ha realizado Huawei sobre Android, son un poco agresivas en cuanto a gestión de batería. Cuando tengas una aplicación consumiendo demasiada energía de fondo —normalmente en mis dos semanas de uso han sido Telegram y Facebook— tendrás una notificación que te preguntará si quieres cerrarla. Estas opciones son configurables en los ajustes si quieres un método automático o algo más indulgente.

Potencia marca de la casa

huawei_mate_8_cerca_2158d52f6a4e121fa1ad24234e51ca1b

Tenemos versiones de 3 y de 4 GB de memoria RAM, ambas incorporan el procesador de aplicaciones móviles Kirin 950 — hecho por la propia Huawei — que es bastante más potente que el Kirin 925 del año pasado, pero no esperemos un rendimiento similar a un Snapdragon 820.

No nos equivoquemos, el Huawei Mate 8 vuela. Seguramente sea el terminal con Android más rápido del mercado, aunque sea por un corto período de tiempo. No he podido notar que el teléfono se tropiece con ninguna aplicación, la multitarea es invocada de forma instantánea.

La RAM, al igual que la batería, es gestionada de forma enérgica por el software. Intentará cerrar rápidamente lo que detecte que no vayamos a utilizar. Una gestión muy pro-activa de los recursos a disposición del terminal para no esperar a que queramos abrir una aplicación para liberar la memoria. Esta gestión nos hará abrir más veces una aplicación desde cero en vez desde la memoria, pero la CPU es tan rápida que no nos preocupará mucho.

Como es costumbre, la versión de 3 GB viene con 32 GB de almacenamiento, mientras la de 4 GB está aparejada con 64 GB de almacenamiento. — Nota: La versión que he probado es la de 3 GB. El almacenamiento podrá ser expandido fácilmente con una tarjeta microSD que comparte bandeja con la tarjeta nano SIM, así que tenemos lo mejor de los dos mundos a la vez.

Cámaras, listas

huawei_mate_8_camara_c525de3d1877ea63f18ee003d5622205

Incorpora un sensor de 16 megapíxeles (f/2.0) con flash de doble tono y estabilizador óptico. La principal mejora viene en la parte de vídeo, pudiendo por fin grabar en cámara lenta. 120fps a 720p y 60fps a 1080p. Para grabar en 4K tendremos que quedarnos con los 30 fps tradicionales. En la parte delantera cuenta con una cámara de 8 megapíxeles, suficiente para la mayoría de nuestras necesidades.

Buena fotografía en las cámaras del Huawei Mate 8, aunque no se mete en el top de mejores cámaras. Aunque no son cámaras excelentes, sí las calificaría de muy buenas para el día a día.

hdr dav7.5Una gran batería, unas buenas cámaras y unos marcos muy reducidos hacen de este terminal una bestia para el día a día… si te van los smartphones tan grandes.

No tiene ningún software de productividad extra para tomar notas, ni un stylus como el Note 5, así que más que un phablet se queda en un smartphone enorme. El software propio de Huawei necesita mejoras de diseño —aunque esto puede ser algo personal—, pero rinde de forma estupenda. La inclusión de Android M en su base le da espacio para crecer en el futuro.

El sensor de huellas funciona mucho mejor que otros modelos de precio similar, pero su situación en la parte trasera dificulta en ocasiones su acceso.* Batería: no es eterna, pero puede durar dos días fácilmente. Por lo menos dejará de ser una preocupación constante.
* Android M: seguridad, velocidad y privacidad gracias a usar Android 6.0 como base.
* Almacenamiento: 32 GB de opción básica, más microSD. Todos contentos.
* Pantalla: la resolución está bien, pero no asombra. Pero 6″ es genial para multimedia.* EMUI: no es lo más bonito del mundo, pero esto es tratable.
* Tamaño: incluso con manos gigantes, es posible que sea difícil de manejar para muchos. Es el contra de tener una pantalla tan grande.
* Competencia propia: quizá un “contra” raro, pero con tantos buenos terminales de Huawei (Huawei P8, Huawei Mate S o el propio Nexus 6P) se hace difícil escoger el Mate 8.

Powered by WPeMatico