Dispositivos Móviles

De Motorola ya sólo queda el logotipo

De Motorola ya sólo queda el logotipo

Con los últimos despidos, a Lenovo le queda el logo de la M y poco más.

Las últimas noticias sobre la integración de Motorola en Lenovo no sorprenden, sino que consolidan una tendencia. Más despidos para los empleados de Motorola Mobility, esta vez 3.200 que se suman a un quinquenio en el que la empresa ha pasado por tres manos distintas para acabar siendo una sombra de lo que fue.

Llevado a términos concretos, de los 20.000 empleados que conformaban la división móvil de Motorola en 2012, cuatro años después ya sólo quedarán unos 500. Un descenso del 97,5% al que han acompañado bajas que más allá del volumen son significativos en relevancia y jerarquía interna: durante este 2016, tanto su jefe de diseño, John Wicks, como su CEO, Rick Osterloh, han salido de la compañía.

Si Google compró Motorola para a la postre poder quedarse con la mayoría de sus patentes, lanzar algunos -excelentes- globos sonda y acabar (mal)vendiéndola a Lenovo en vista de que era complicado sacarle un provecho real, Lenovo no parece muy decidida a darle continuidad al proyecto de los Moto.

motorola-empleados

Sin los empleados que dieron forma a la Motorola que conocemos, la identidad de los Moto no va a volver. Para bien o para mal, el tiempo lo determinará, lo que llegará al mercado será un producto completamente Lenovo con el logo de la empresa que en la práctica ya no existe. Al menos la que conocíamos hasta ahora. No sin el responsable de diseño que nos hizo conocer un tipo concreto de teléfono móvil. No sin un jefe de producto que nos acercó una experiencia concreta, la de Motorola, y no otra. Y precisamente la de Motorola tenía mucha personalidad. Y tras ellos, los equipos humanos que lo hicieron posible.

Antonio Sabán anticipó una arista del problema tras la IFA 2016 (“El problema de Lenovo se llama Motorola”). Lenovo, como cualquier empresa, se preocupa de sus beneficios, su reputación y de rendir cuentas ante sus accionistas. Las consideraciones románticas y nostálgicas sobre los principios y las líneas maestras de una línea de producto van después.

Quienes sí deberíamos estar sobre aviso somos los usuarios, más que nada para no esperar algo que no va a llegar. Igual que con la inminente muerte de la gama Nexus en favor de unos nuevos Pixel, movimiento cargado de intención para que dejemos de pensar en los Nexus como lo que Google no quiere que sean, con esta ronda de despidos podemos dejar de contar con los Moto que conocemos. En su lugar llegará lo que Lenovo interpreta como smartphone. Mejor o peor que los Moto es algo que el tiempo dejará ver y cada usuario valorará.

Powered by WPeMatico