Dispositivos Móviles

Probamos el ZenFone 3: ASUS quiere el trono de Motorola y Huawei

Probamos el ZenFone 3: ASUS quiere el trono de Motorola y Huawei

Llega al mercado por fin el terminal de gama media con apetito de gama alta de ASUS. El ZenFone 3 es una muy buena opción a un precio más que competitivo.

A finales de mayo durante el Computex de Taiwan, Jonney Shih, el presidente de ASUS presentaba una lista de productos interesantes a precios bastante apetecibles: los nuevos Zenbook y los nuevos Zenfone 3, y esta semana por fin hemos podido tener el ZenFone 3 en nuestro poder para nalizar a fondo el terminal.

La gama ZenFone son realmente tres dispositivos: ZenFone 3, ZenFone 3 Deluxe y ZenFone 3 Ultra. El Zenfone 3 cuenta con unas especificaciones bastante interesantes, y que entra de lleno en esta gama media con ínfulas de gama alta que tantas alegrías está dando a los compradores, ofreciendo un buen rendimiento a un coste 2 o 3 veces menor que los smartphones más caros.

Por 250€ tenemos un smartphone que sin duda, habría sido considerado como uno de alta gama hace apenas un año. Su acabado en aluminio por todos los costados nos recuerda a la gama Galaxy, y sin duda no parece un móvil de ese precio. De hecho, en este apartado no se diferencia apenas de la versión “Deluxe” que cuesta el doble.

img_20160923_111750_ba834c60ea2b244664dc65db7e846d36

Por dentro tenemos un procesador potente —aunque no es el que más rinde—, el Snapdragon 625 de Qualcomm, que se comporta de forma más que solvente con las tareas del día a día. Acompañado por 4 GB de memoria RAM, un estándar en Android hoy en día casi, y 32 GB de almacenamiento ampliables por tarjeta microSD.

No tendrás problema a la hora de jugar Pokémon Go o Asphalt 8, por ejemplo, pero juegos más exigentes como Oz: Broken Kingdom pueden ofrecer algún tipo de retraso visible. Nada preocupante, eso sí.

La pantalla de 5,5 pulgadas tiene una buena resolución (1080p), se comporta bien tanto en interiores como exteriores, pero realmente no es nada destacable. Cumple. Además de la pantalla, el usuario interactúa con sus dedos de forma constante con la botonera, que el ZenFone 3 tiene de forma fija y capacitiva en el marco. Por una parte nos evita tener los botones en software, pero no sin problemas.

El botón de inicio no es físico, y no son configurables. El primer problema es mayor si el cliente viene de terminales Samsung, es confuso en ocasiones al no ver exactamente donde estamos dando los toques. Un punto a mejorar en el futuro. El lector de huellas se sitúa en la parte trasera, detrás de la cámara, y no destaca mucho. Hace lo que le pedimos: funcionar.

3 factores clave

zenui

El feo. ZenUI, la interfaz que ASUS incorpora a su terminales sigue siendo un trabajo mejorable. Es comparable a cierto “desorden” que podemos ver en los terminales de Huawei por ejemplo, pero se siente más atropellado. Viene con demasiadas aplicaciones preinstaladas, y muchas opciones que el usuario seguramente nunca usará.

El malo. El sistema de altavoces puede parecer mejor de lo que es porque tiene una característica que valoramos mucho: un buen volumen. Perfecto para escuchar en la ducha o condiciendo. Dicho esto, nos encontramos con un audio levemente distorsionado y con unos tonos metálicos que otros terminales logran evitar.

El bueno. La batería, sin embargo, es bastante buena, aunque nada que nos haya emocionado. No es rompedora, pero nos ha dado de forma constante el día completo. Viene con un sistema de carga rápida original de Qualcomm, y con puerto USB Type-C, que poco a poco se va convirtiendo en el estándar. En nuestras pruebas, hemos podido cargar el teléfono completo en unos 80 minutos.

Un exceso de notificaciones, opciones y duplicaciones entre servicios de ASUS y de Google/Android, hacen que pueda ser abrumador para el usuario. Los más expertos sabrán personalizar y cambiar las piezas del puzzle que no quieran, pero aún así, repetimos: es una tarea pendiente tanto de ASUS como de otros fabricantes asiáticos.

La cámara

Para el final dejamos el que para muchos es el factor más determinante a la hora de comprar un smartphone. Con el ZenFone 2 no tuvimos una gran experiencia, aunque considerando el precio es entendible. Con el ZenFone 3 mejora la cámara, pero queda, lógicamente, lejos de los mejores terminales en este aspecto.

En entornos tenues sufre, pero nada que el usuario no espere de un terminal de este precio. Pinchad en las fotografías para poder verlas a tamaño completo.

p_20160923_110745_vhdr_on
p_20160923_110451_vhdr_on
p_20160923_020427_vhdr_on
p_20160923_020203

Conclusiones

En un mundo de competición máxima, se hace cada vez más difícil recomendar un modelo u otro. El ZenFone 3 entra directamente a competir con el Moto G4 Plus, y no hay una respuesta clara a la decisión. El Moto G4 Plus ofrece una interfaz más limpia, pero el ZenFone 3 tiene unos mejores acabados y rendimiento interno.

Otra comparación posible podría ser el Huawei P9 Lite, y aquí admitimos que el precio y rendimiento final del ASUS nos decantan de forma clara por el Zenfone 3.

Powered by WPeMatico