Tecnología

Ringing Bells, el fabricante del smartphone que sólo cuesta 3 euros, acusado de estafa

Freedom 251

Hace unos días surgió una noticia que dio la vuelta al mundo en cuestión de días. Y es que una pequeña compañía de origen indio llamada Ringing Bells anunciaba la puesta en venta de un smartphone que costaba únicamente 251 rupias indias, lo que se aproxima a 3 euros. Este pequeños dispositivo, llamado Freedom 251, alcanzó la fama en sólo unos días, aunque puede que eso sea todo lo que vaya a conseguir.

La curiosidad alrededor de este smartphone fue inmensa, y la necesidad de saber sus características, acuciante. Cuando supimos de sus especificaciones, todo empezó a cobrar un aire irreal. Y es que el Freedom 251 posee una generosa pantalla de 5 pulgadas con resolución qHD (540 x 960), además de un procesador de cuatro núcleos a 1,3 GHz, eso sí, de origen desconocido.

El Freedom 251, acusado de estafa

Únicamente con esas características, conocemos lo suficiente del mundo tecnológico como para discernir entre un smartphone barato y otro completamente inverosímil, a no ser, claro, que la compañía desee declararse en quiebra el primer mes de su existencia. Y es que, además de las características mencionadas anteriormente, el dispositivo cuenta con dos cámaras, de 3,2 y 0,2 megapíxeles, junto una batería de 1450 mAh.

freedom 251 pantalla

Por estas razones, muchos fueron los que acusaron a la compañía india de fraude y estafa, afirmando que no existe manera de poner a la venta un smartphone a tan bajo precio. Parece que los usuarios estábamos en lo cierto. Y es que, al parecer Ringing Bells está ahora involucrada en incluso más controversia, debido a su implicación en una acusación de fraude y omisión de pago de cuotas.

Estas acusaciones provienen de otra firma tecnológica encargada de la externalización de procesos de negocio. Según el CEO Anuj Bairathi, dueño de Cyfuture y compañía contratada por Ringing Bells, una vez el anuncio del teléfono super-asequible fue realizado, recibieron miles de llamadas. “No obstante, una vez comenzamos a pedir los pagos, acordados de manera semanal, comenzaron a realizar acusaciones y alegaciones falsas para, más tarde, finalizar de manera abrupta el contrato”, afirma Bairathi.

Mientras tanto, Ringing Bells se ha defendido de las acusaciones acusando a Cyfuture de no ser capaz de sobrellevar la colosal carga de pedidos. Según Ashok Chaddha, CEO de Ringing Bells, esta fue la principal razón por la que cortaron lazos con Cyfuture. No obstante, parece que la historia sólo acaba de empezar, ya que Cyfuture planea llevar a la compañia de Ashok Chaddha a juicio.

¿Qué te parece esta situación?¿Has oído hablar del Freedom 251?

¿Y tú que piensas? Pásate por Ringing Bells, el fabricante del smartphone que sólo cuesta 3 euros, acusado de estafa para dejar tu huella.

Puedes unirte a nosotros en Twitter, Facebook o en Google+

Publicado recientemente en Andro4all

Powered by WPeMatico