Dispositivos Móviles

Samsung Galaxy A5 (2017), un teléfono excelente con un punto negativo

Samsung Galaxy A5 (2017)

Samsung Electronics presentó el Galaxy A5 (2017), la tercera iteración de la gama A5. Llega con resistencia al agua y polvo, un diseño diferente y mucho más. ¿Suficiente para conquistar usuarios en la gama media?Los últimos meses han sido convulsos para Samsung. Desde que la compañía presentara el Galaxy Note 7 en agosto de 2016, las noticias positivas en los headquarters de la compañía han sido escasas. Los resultados financieros se han resentido, la cuota de mercado en países como España ha decrecido y la imagen de marca se ha visto afectada por los sucesos relacionados con el Galaxy Note 7.

Pero con la entrada del nuevo año, Samsung busca remontar el vuelo con el lanzamiento de nuevos productos y la puesta en marcha de estrategias de distribución y marketing agresivas. El primer paso fue el Galaxy A5 (2017) (presentado durante el CES 2017), un teléfono con el que Samsung busca atacar el segmento medio del mercado durante, al menos, la primera mitad del año.

El precio del Galaxy A5 2016 fue su mayor punto negativo. En el Galaxy A5 (2017) permanece intacto. ¿Seguirá pesándole?

Este nuevo teléfono reemplaza al Galaxy A5 (2016), el cual generó muy buenas sensaciones entre la prensa especializada. Ofrece prestaciones mejoradas, certificación IP68 frente a polvo y agua y un diseño renovado e inspirado en los últimos teléfonos de gama alta de la compañía surcoreana. Un pack que se comercializará por 429 euros —aunque caerá en picado con el transcurso de los meses—.

A nivel técnico, la mejora es sustancial. El Galaxy A5 (2017) incorpora un SoC Exynos 7880, con una CPU de ocho núcleos A53 a 1.9 GHz y 3 GB de memoria RAM. En tests sintéticos como Geekbench 4 la mejora respecto al modelo anterior es notable: 769 puntos en la modalidad single-core y 4.028 puntos en la modalidad multi-core. El modelo anterior alcanzaba 632 puntos en la modalidad single-core y 3.123 puntos en la modalidad multi-core.

En la práctica, el nuevo conjunto produce unos buenos resultados. Las aplicaciones cargan de forma veloz, los juegos habituales funcionan con soltura y las caídas de FPS en la interfaz son prácticamente nulas. La parte negativa es que otros fabricantes como Honor y OnePlus ofrecen conjuntos más potentes que Samsung por precios similares.En la mano, el teléfono produce unas sensaciones similares al Galaxy S7 —la versión estándar—. La zona trasera, ligeramente curva en los laterales, es un acierto que contribuye a la comodidad y la facilidad de uso. Los marcos de metal, la construcción en cristal y la rigidez de los botones, asimismo, elevan el status de este teléfono. Es, sin duda, uno de los teléfonos mejor construidos de su gama.

Pero no solo está bien construido; también es atractivo. La inspiración tomada del Galaxy S7 le sienta bien y convierte al A5 (2017) en un teléfono muy llamativo —especialmente dentro su gama—. El abuso del policarbonato y la flexibilidad que caracterizaba a Samsung hace años ya es inexistente incluso en sus gamas medias. Y eso es una noticia maravillosa.

El nuevo A5 (2017) toma inspiración del excelente Galaxy S7. El resultado es un teléfono bien construido y atractivo.

La cámara del teléfono, pese a la pérdida de estabilización óptica respecto al modelo anterior, genera unas imágenes coloridas, nítidas y con unos niveles de ruido relativamente bajos. No alcanza los resultados de teléfonos como el Galaxy S7, pero mejora lo que su predecesor ya era capaz de producir. Y además lo hace con más resolución: 16 megapixeles.

Se echa en falta, eso sí, un modo HDR automático, el cual resultaría de gran utilidad para recuperar las zonas iluminadas en escenas muy contrastadas. También habría sido interesante contar con un modo profesional completo en lugar de la versión limitada que el fabricante surcoreano ha incluído en el teléfono.

Galaxy A5 2017-2

Como ya hizo su predecesor, el Galaxy A5 (2017) cuenta con un lector de huellas dactilares integrado en el botón principal. Es veloz, eficaz y está bien situado. Lástima, eso sí, que no se pueda usar junto a Samsung Pay, el sistema de pagos móviles desarrollado por Samsung —aún no disponible para los usuarios de este teléfono pese a contar con todas las tecnologías necesarias para ello—.

El A5 (2017) estrena resistencia a polvo y agua, una característica impropia en un teléfono de su gama. La certificación obtenida es IP68, lo que asegura que el terminal puede ser sumergido hasta un metro de profundidad durante 30 minutos sin ningún tipo de incidente.

El Galaxy A5 (2017) cuenta con certificación IP68. Pocos teléfonos de su gama pueden presumir de ello.

En el interior del teléfono se encuentra una batería de 3.000 mAh de capacidad, capaz de ofrecer una autonomía excelente. A ello contribuye la eficiencia energética del SoC Exynos 7880 y la pantalla Super AMOLED que Samsung ha montado en el A5 (2017). Además, hereda el sistema Adaptive Fast Charging, que reduce los tiempos de carga notablemente.

También hereda la tecnología Super AMOLED para su pantalla, que llega en formato de 5,2 pulgadas y resolución Full HD. A grandes rasgos, la imagen es nítida, los colores son vivos y el contraste es excelente. Lo único que Samsung ha dejado en el tintero es la visibilidad en exteriores, que, sin llegar a ser terrible, tiene un amplio margen de mejora.7Samsung ha hecho un muy buen trabajo con el Galaxy A5 (2017). La compañía ha reunido belleza, potencia y autonomía en un mismo producto. El salto hacia delante respecto a su predecesor es indudable.

El problema con el A5 (2017) es el precio. Por cantidades muy próximas a los 429 euros que Samsung reclama por este teléfono es posible encontrar productos como el OnePlus 3T o el Honor 8, con algunas prestaciones superiores. Y por algo más de dinero es posible adquirir en algunos distribuidores el Galaxy S7, teléfono estrella de Samsung durante 2016.

Por suerte para Samsung, ninguna de las opciones mencionadas se comercializan ampliamente en el canal telco (junto a operadoras como Movistar, Orange o Vodafone), liberando presión sobre su producto. Asimismo, el precio del teléfono en el mercado libre debería descender de forma progresiva durante los próximos meses, favoreciendo su adquisición en formato libre.
Diseño y construcción excelentes. Inspirado en el Galaxy S7, el diseño del A5 (2017) es increíble. Cómodo, bonito y sólido.
Resistencia a agua y polvo. Impropio de su gama y un gran añadido. Además con la máxima certificación: IP68. Un extra de seguridad.
Autonomía superior. Los 3.000 mAh junto a componentes eficientes energéticamente hacen que la autonomía sea excelente. Fantástico.- Procesador inferior a la media. Eficiente energéticamente, pero inferior en potencia respecto a teléfonos como el Honor 8 o el 3T, de precios similares.
Precio excesivo. Por menos de 400 euros, el A5 (2017) sería un producto redondo. Pero está en una franja ocupada por OnePlus, Honor y los flagships del año anterior.
¿Y Nougat? Llega con Android 6.0 en lugar de la última versión. Actualizará, pero difícil justificar el lanzamiento de un producto con una versión antigua.

Powered by WPeMatico