Dispositivos Móviles

Un respiro para Android Wear 2.0

Un respiro para Android Wear 2.0

Google pospone finalmente la llegada de Android Wear 2.0 a 2017. Mientras tanto, el mercado está dejando de recibir modelos con su versión anterior, y Samsung se aprovecha de ello para expandir “su” Tizen.

Google aprovechó el último I/O para presentar la segunda versión de su plataforma para wearables, Android Wear 2.0. Tras dos años con una versión que fue de más a menos en el mercado, al menos comparativamente hablando respecto a sus rivales, la renovación fue de peso, y orientada a un fin específico: hacer del reloj algo más autónomo respecto al smartphone. Acceso a sensores y nuevas APIs, un pequeño teclado para responder los mensajes desde la propia muñeca, acceso universal a las watchfaces, etc.

La realidad es que durante los más de cuatro meses que han pasado desde aquella presentación, Android Wear vende ceño fruncido. A la escasez de novedades en el mercado con esta plataforma (en la última IFA su presencia fue menos que testimonial y “los grandes” ya han dicho que no planean lanzar nuevos modelos con él en lo que resta de año) se le une la no-llegada de la versión 2.0. Ahora esta ausencia se oficializa: Android Wear 2.0 no llegará hasta el año que viene.

Así y todo, Google se ha excusado eliminando al hardware de la ecuación de la culpabilidad: la razón de este retraso obedece únicamente a la incapacidad de alcanzar a tiempo los niveles de calidad que Google se exige a sí misma. Al mismo tiempo, apunta a los modelos lanzados recientemente con Android Wear por marcas como Asus, Polar o Fossil. Y no sin razón, pero siendo honestos, son marcas lejanas al impacto que pueden tener los ausentes: Motorola, LG o Huawei. De este último ya se dice que está más cerca de abrazar Tizen que de continuar con Android Wear. En 2017 veremos si las tornas vuelven a cambiar.

De momento, este episodio de standby para Android Wear supone alegrías para, sobre todo, Samsung, que domina las ventas junto a Apple, aunque no podemos considerar que la inacción de Android provoque un trasvase de compras a Apple. No obstante, las proyecciones siguen considerando a Android Wear como un actor mucho más relevante en el futuro, arañando cuota de unas ventas crecientes a Apple y dejando a Tizen en una posición incómoda, pero sobreviviendo. Eso lo veremos en 2020.

Powered by WPeMatico